martes, 30 de septiembre de 2008

Advertising

Acento: debido a que la imagen resalta sobre un fondo que no se le da mayor realce. lo que importa es el acento que se le da a la imagen de la botella. 
Singularidad, porque no posee ningún otro elemento más que la fotografía de los modelos. El fondo no funge como estímulo visual.

Opacidad: porque tenemos varias imágenes que no logramos observar ya que se encuentran ocultas por otras imágenes, así como el texto.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Sí se puede!!!



Jaja... para los que creyeron que el tutorial estaba difícil!!! está fácil pero tardado..


jaja bueno como no soy buena dibujante me harte de hacer los detalles, pero esto es lo que alcancé a terminar.



Tarea Tutorial photoshop

¿Cómo dibujar pupilas con un poquito de photoshop?


Para dibujar una pupila y darle el efecto tridimensional todo comienza con una esfera de lo más sencillo. con un par de efectos comienza a observarse la forma.


De ahí con un poco de color y más efectos vamos dando la impresión de la forma que tiene la pupila y el iris. 


Luego de hacer una variación de colores le agregamos un efectos de capa para darle la intenciòn del efecto tridimensional. 


finalmente se le ponen las terminaciones nerviosas y las venas que poseemos en el globo ocular y LISTO!!!






Tutoriales


martes, 23 de septiembre de 2008

Y de lo esclavizante de la tecnología

Hace poco comenté acerca de la relación tan estrecha que se da entre los aparatos de telecomunmicaciones y el ser humano. Es muy fácil pensar que tenemos la vida resuelta con la tecnología, y que la forma de establecer parámetros de vida se marca de acuerdo al modelo de celular que poseemos, y a las funciones que éstos nos ofrecen.

Vemos a la televisión como un mueble más de la casa que antes que considerarse un bien necesario, en México le consideramos como un producto básico en nuestros hogares. Básico e indispensable.

Y esto no sólo pasa n México. El hacernos esclavos de la tecnología tiene que ver con hacernos esclavos al trabajo. Si no lo creen chequen el siguiente video, que fue transmitido por televisión a principio de año en Estados Unidos de Norteamérica.

¿Por qué si nuestras abuelas vivieron sin todo lo que existe hoy en día, nosotros no podemos renunciar a las comodidades de la tecnología ni siquiera por una semana?



SNATCH

Para deleitarme la pupila jajaja: 

Ejercicio de clase:

domingo, 21 de septiembre de 2008

Ocio + photoshop =




Vincent

Este corto tiene la intención de hacer homenaje a la figura de Vincent Price, mismo que narra el guión de la historia. Encontramos herramientas como: la rima constante, juegos de palabras, efectos especiales para hacer el stop motion y el guión hace notar la cuidadosa seleccionado de palabras para la representación de los parajes que envuelven la historia.
Inclusive, el guión hace cómplice al espectador de manera que la dualidad que se maneja entre lo macabro y lo mundano se observa en la película desde el inicio, hasta el final. La narración se divide en escenas mediante el uso de pautas entre el niño “bueno” y el niño “perturbado”.
El guión logra su intención contando la historia de manera eficaz, aun cuando las descripciones se encuentran escuetas, tal vez por el hecho de que está pensado para apoyarse en representaciones gráficas y visuales, así éstas llenan los huecos. De alguna manera el conjunto de oraciones y la secuencia entre las mismas, es un tributo al poema de Edgar Allan Poe, “The Raven” (El cuervo), que incluso menciona al final de la historia, dejándonos entrever pasajes autobiográficos dentro de su historia.
Es de mis favoritos... que lo disfruten.

jueves, 18 de septiembre de 2008

lunes, 15 de septiembre de 2008

El terror y la literatura en el cine

Tercer Round


En los últimos 50 años hemos visto historias de Stephen King llevadas a la pantalla grande que, indudablemente, están encasilladas en el cine de horror. ¿Quién no ha visto películas como: Apocalipsis, Carrie, El cazador de los sueños o El resplandor? ¿Quién no recuerda la escena de la regadera en la película de Psicosis, de Hitchcock? Sin duda, todos hemos sido testigos de grandes relatos que, llevados a las salas cinematográficas, pueden resultar aun más impresionantes que en una lectura; no obstante, eso no implica que sean mejores que las novelas o cuentos que encontramos en los libros. Si bien en los últimos años nos hemos convertido en una sociedad visual y acostumbrada a que nos den todo en forma de papilla, hemos aceptado el cine como un gran medio de entretenimiento. Aún así, debemos estar conscientes de que las más grandes historias de terror se han escrito y llevado a la pantalla grande gracias a la imaginación de un escritor o de un director y, definitivamente, la lectura es el único medio que provoca reacciones en el cuerpo y nos brinda las mejores herramientas para desarrollar nuestra imaginación.

De acuerdo con Leslie Santibáñez “El cine encuentra, de alguna manera, su “legitimación” en la narración - en específico en la narración literaria – dadas las condiciones histórico-sociales en las que surge”. En dicha frase se define la relación que existe entre el cine y la literatura y cómo va más allá de una simple narrativa, sino que implica otro tipo de fenómenos que incurren en dicha relación. Debemos entonces reconocer la validez que tiene la literatura en nuestra vida, nuestra imaginación y, por demás, en la formación que poseemos respecto a todo lo que experimentamos día a día. Hemos crecido aterrados hacia las películas de horror, o nos cubrimos más de una vez los ojos para no ver una escena; sin embargo, el horror no consiste sólo en eso, sino en todo el ambiente que rodea a una escena, a un capítulo o a un escrito. Así, planteo una cuestión: ¿será que el cine de horror también beneficia nuestra imaginación? Independientemente de la respuesta a dicha pregunta, el cine de horror, la literatura de horror y todo lo que envuelve el morbo, el temor y lo siniestro, como niños nos asusta, como adolescentes nos fascina y como adultos nos provoca a hacer un análisis que va más allá, motivándonos a preferir una lectura de horror que una película con sangre, asesinatos y trastornos.

sábado, 13 de septiembre de 2008

El terror y la literatura en el cine

Segundo Round

Lovecraft siempre ha estado a favor de que lo desconocido es lo que nos ocasiona tanto miedo y nos induce a experimentar sensaciones de angustia. No es extraño, entonces, que haga presente tal característica de forma explícita en sus historias como El sabueso, “[…] Nuestra alarma aumentó, ya que, además de nuestro temor a lo desconocido, siempre nos había preocupado la posibilidad de que nuestra extraña colección pudiera ser descubierta […]” (Lovecraft, 1922). No es ningún secreto que ante la naturaleza humana, todo aquello que se encuentra fuera del entendimiento humano y que no puede ser explicado con leyes naturales o científicas nos resulte tan alarmante, pero a la vez nos invita a explorarle. Ya sea por curiosidad o por morbo, la principal característica de la literatura de horror es la suspensión o trasgresión de las leyes de la naturaleza. Para él, la mente humana es la creadora de toda característica que pueda despertar las sensaciones de terror y horror en el cuerpo humano.
En el cine entran otro tipo de características como lo son, efectos especiales, personajes monstruosos y el uso de maquillaje para producir sensaciones de horror en el espectador. Así como las palabras fungen como recurso de la descripción de paisajes terroríficos, el maquillaje hace en la pantalla grande, lo mismo, sintetizando el trabajo del espectador y dándole ya, la imagen digerida. Es precisamente aquí, cuando podemos confrontar a la Literatura con el Cine, hablamos de una batalla entre palabras contra imágenes.

De primera intención podríamos creer, debido a la cultura de la imagen que poseen las generaciones actuales, que las letras salen perdiendo en dicho encuentro; sin embargo, olvidamos considerar un elemento importante para la Literatura: el poder de la mente humana. Lo espectralmente macabro “[…] exige del lector cierto grado de imaginación, y capacidad para desasirse de la vida cotidiana […]” (Lovecraft, p. 7). En otras palabras, si la mente del lector no se encarga de procesar las descripciones de los relatos y convertirlos en una película que transcurre en nuestra imaginación, entonces, la Literatura no tiene nada. Es la mente ese pequeño puente que se genera entre el horror escrito y la sensación de miedo.

jueves, 11 de septiembre de 2008

A little bit of this and that

Guns & Roses Vs Metallica




El terror y la literatura en el cine

Primer Round

La literatura ha sido, a lo largo de la historia, una herramienta de comunicación que nos abre las puertas a otros mundos, otras dimensiones y que nos permite convertir a la imaginación en una máquina de historias y creaciones. Durante siglos, la literatura significó el mejor recurso para brindar entretenimiento a la sociedad, se montaban obras de teatro, existían oradores y trovadores, y, anteriormente, había bufones quienes se dedicaban a relatar las historias de alguna u otra forma. En ese entonces, el analfabetismo no era un impedimento para que los textos literarios llegaran a todos.

Actualmente, la situación no ha cambiado mucho, ya que, a finales del siglo XIX el nacimiento del cine implicó una revolución en el ámbito de entretenimiento. Sin embargo, no fue sino hasta los años veinte, cuando la influencia del expresionismo alemán, inspirado en el movimiento de arte gótico del Siglo XII, lleva historias literarias de Terror a la pantalla grande. Al mencionar la palabra “terror”, nos referimos a un conjunto de características que encasillan distintos textos literarios y narrativas cinematográficas en dicha etiqueta.
De acuerdo con la influencia de la novela gótica, las historias de terror deben poseer, dentro de su argumento, un toque de morbo, convirtiéndose en algo siniestro; deben recorrer todas las sensaciones que se producen entre muerte y dolor.

“Los primeros instintos y emociones del hombre dieron forma a su respuesta al medio en el cual se encontraba inmerso. Aquellos fenómenos cuyas causas y efectos entendía despertaron en él sentimientos concretos basados en el placer y el dolor, mientras en torno a los que escapaban a su comprensión –y el universo hervía de fenómenos de este género en los tiempos primitivos—tejió naturalmente las personificaciones, interpretaciones maravillosas y sentimientos de pavor y miedo propios de una humanidad con unas nociones escasas y simples y en una experiencia limitada.” (Lovecraft, p. 7)

martes, 9 de septiembre de 2008

Internet and virtual community

I apologyze for those who rather to read this in spanish, but some of my friends have being complaining because they don't speak spanish!!!

The Internet itself has become not only a technology but a medium. It helps any social being who access it to become a part of the virtual community that exists on the net. As long as we are aware about the real magnitude that the Internet has as a mass medium, a technology and a message itself we better be conscious about the way we might use them. Virtuality might be hard to distinguish at some point with reality but not because of human beings are losing capacities, but because the Internet is growing and spreading even to our real life. Isn’t it true that whenever we purchase something through internet we might provide real data about our credit cards? This is when we might realize that the frontiers between Virtuality and Reality are blurry but it doesn't mean that we will substitute one for another. Instead, we will be aware about the right way to converge both things without giving up to any of them. Rheingold stated the virtual communities to be an ‘ecosystem of subcultures’, then I would say that solidarity and sense of belonging are just part of an ecosystem where Virtuality and Reality joints: Communities either they are virtual or real.

Fondos






De lo viejo a lo nuevo!!



sábado, 6 de septiembre de 2008

Con tecnología de punta

Este es un vudeo de un aficionado, pero está claro la manera en la que utiliza la tecnología para hacer una edición de películas y la invasión de los gremlins!! =)



GREMLINS FAN FILM - Gremlins 3 Warmup

viernes, 5 de septiembre de 2008

Justifying the Cost of an iPhone

Cost of Living
Justifying the Cost of an iPhone

By M. P. DUNLEAVEY
Published: September 5, 2008
WHAT did people spend their money on before the advent of Amazon.com, Best Buy and their electronic ilk?
These days, you’re considered in a state of arrested cultural development if your television doesn’t stream satellite radio, navigate the Internet, contain a built-in digital video recorder and send wireless programming to your cellphone — all while soothing a fussy baby in the car.
I don’t know how any of this stuff works, and I don’t want to pay for it. Yet, I am on the brink of buying an iPhone.
While my inner 17-year-old is all for it, my financial conscience is protesting on the grounds that I can’t justify buying yet another device that soon will be upgraded or rendered obsolete — forcing me to have this debate with myself all over again next year.
Besides, I already have a laptop, a cellphone, a P.D.A. that was built in the stone age (circa 2005). And my husband has an iPod, which I gave him for his birthday a couple of years ago. Ever since that acquisition, I told myself that we were more or less functioning in the modern era, even though I refused to learn how to text. (Because, until you get 800,000 free text messages a month with your package, what is the point?)
Thus far, I have also resisted the allure of TiVo through the astounding feat of completely ignoring what it is, how it works and why the benefits might be so glorious that I would allow those TiVo people to suck cash out of my bank account each month.
And that’s the crux. Not only would I have to pay about $200 for the iPhone — in all its sleek, improbable beauty — I would have to sign up for yet another perpetual expense: using the AT&T 3G network for $30 a month, or whatever the actual cost is when you include taxes, F.C.C. surcharges and all the hidden fees that lurk in these bills like tiny money-eating parasites.
We already pay $9.99 a month for Netflix, and rarely use it, with the result that on the banner evening that my husband and I do watch a movie, the actual cost is $170. (We are the parents of a 2-year-old. Who has the energy?)
But the real financial pitfall when considering the iPhone is the tendency to adjust my mental accounts to rationalize paying for it.
MENTAL accounting is a relatively new construct in behavioral economics that helps to explain why people’s financial behavior often literally doesn’t add up. For example, one justification for buying an iPhone, in my greedy pea brain, is that I don’t even own an iPod myself, not so much as a Nano. (Feeling sorry for oneself also helps.)
Obviously, the nonbuying of one device does not generate the cash necessary to buy another, but most people’s mental accounts are quite flexible, said Dilip Soman, a professor of marketing at the Rotman School of Management at the University of Toronto.
Professor Soman was co-author of a study called “Malleable Mental Accounting” with Amar Cheema, an assistant professor of marketing at the Olin School of Business at Washington University in St. Louis. The study was published in The Journal of Consumer Psychology in 2006.
According to their findings, not only are many people adept at Enronlike accounting maneuvers to justify purchases, they are more likely to buy something when they can mentally assign that expense to more than one internal account, Professor Soman said.
I have to agree because, using the fluid calculator in my mind, in addition to my $200 surplus, future funds may also be available as well, given that I will need a new phone when my dastardly cellphone contract runs out in December.
On top of which, hanging around my 18-year-old technophile nephew last month may have sealed the deal. He had just gotten an iPod Touch, which has much of the functionality of my coveted iPhone. Watching him flash through its applications touched upon a deeper, perhaps primordial instinct — the fear of being left behind by the pack.
Even as I write, Apple has announced a coming product-related event. I shudder to think. At a certain point, when your gadgets can’t talk to anybody else’s widgets, you might as well be living in a cave. Besides, I can’t let myself be outdone by a teenager.

lunes, 1 de septiembre de 2008

This has not much to do with technology, but I really want to share this with you all...

Can I Borrow $25?

A man came home from work late, tired and irritated, to find his 5-yearold son waiting for him at the door.

SON: 'Daddy, may I ask you a question?'
DAD: 'Yeah sure, what it is?' replied the man.
SON: 'Daddy, how much do you make an hour?'
DAD: 'That's none of your business. Why do you ask such a thing?' the Man said angrily.
SON: 'I just want to know. Please tell me, how much do you make an Hour?'
DAD: 'If you must know, I make $50 an hour.'
SON: 'Oh,' the little boy replied, with his head down.
SON: 'Daddy, may I please borrow $25?'

The father was furious, 'If the only reason you asked that is so you can borrow some money to buy a silly toy or some other nonsense, then you march yourself straight to your room and go to bed. Think about why you are being so selfish....I don't work hard everyday for such childish frivolities.'

The little boy quietly went to his room and shut the door. The man sat down and started to get even angrier about the little boy's questions.....How dare he ask such questions only to get some money? After about an hour or so, the man had calmed down , and started to think: Maybe there was something he really needed to buy with that $25.00 and he really didn't ask for money veryoften.Theman went to the door of the little boy's room and opened the door.

'Are you asleep, son?' He asked.
'No daddy, I'm awake,' replied the boy.
'I've been thinking, maybe I was too hard on you earlier' said the man. 'It's been a long day and I took out my aggravation on you. Here's the $25 you asked for.'
The little boy sat straight up, smiling. 'Oh, thank you daddy! 'He yelled.. Then, reaching under his pillow he pulled out some crumpled up bills.
The man saw that the boy already had money, started to get angry again. The little boy slowly counted out his money, and then looked up at his father. 'Why do you want more money if you already have some?' the father grumbled.
Because I didn't have enough, but now I do,' the little boy replied. ! 'Daddy, I have $50 now.

Can I buy an hour of your time?Please come home early tomorrow. I would like to have dinner with you.'

The father was crushed. He put his arms around his little son, and he begged for his forgiveness. It's just a short reminder to all of you working so hard in life.

We should not let time slip through our fingers without having spent some time with those who really matter to us, those close to our hearts. Do remember to share that $50 worth of your time with someone you love. If we die tomorrow, the company that we are workingfor could easily replace us in a matter of hours, but the family & friends we leave behind will feel the loss for the rest of their lives.

From my house to yours From my home to yours - enjoy.